Botánico – Recorrido del Ebro

Plantas esteparias

Exceptuando la frondosidad que acompaña al Ebro, el entorno de Zaragoza es una tierra árida, esteparia, dominada por los yesos.  El medio gipsícola crea un paisaje muy particular, amplio y homogéneo, con suaves elevaciones blanquecinas.  Allí sobreviven especies vegetales de gran valor ecológico, adaptadas a condiciones climáticas extremas, soportando la insolación y la sequía estival, precipitaciones escasas y abundante viento.

Santoninas, atriplex, ononis, marrubium, son algunas de las plantas que podemos encontrar.

Gramíneas

Las gramíneas no sólo son plantas cerealísticas y forrajeras destinadas a la alimentación humana y animal.  Algunas especies de esta amplia familia se cultivan con fines puramente ornamentales.

En representación hay una selección de carex, cortaderias, stipas, fetucas.

Alamedas y Saucedas

Algo intrínseco al río Ebro es la riqueza natural y estética de su soto, un bosque de ribera configurado principalmente por alamedas y saucedas.  Las orillas y mejanas tapizadas de vegetación ribereña, configuran un importante ecosistema fluvial en el que durante el periodo de migración coexisten las especies permanentes y numerosas aves de paso, como garcetas y cormoranes, que encuentran aquí un excelente espacio donde reposar.

acuariopeces